¿Qué significa realmente la transformación digital en las finanzas?

Por José Samaniego T., Grupo Novatech.

La tecnología digital puede transformar los procesos financieros y crear mejores datos para impulsar los ingresos y la satisfacción del cliente. Entonces, ¿qué está frenando la transformación digital en las compañías?

Después de decenas o quizá cientos de conversaciones que hemos tenido con nuestros clientes y con gerentes de empresas de todo tipo a lo largo de los años, encontramos que una de las razones que está frenando la transformación digital en las finanzas es el hecho de que las personas financieras tradicionalmente quieren tocar, sentir y contar. Para ellos, normalmente, las cosas son blanco o negro.

En cambio, la transformación digital exige entrar en territorios no explorados de valor intangible, y esto termina siendo un impedimento importante para la gente de finanzas ya que no pueden respaldar casos de negocios y articular la propuesta de valor para invertir en el acceso a tecnologías digitales.

Además, otro impedimento que frena la adopción de la tecnología es que muchos líderes -no solo financieros- no tienen las habilidades necesarias para usar herramientas más avanzadas o no entienden cómo se puede implementar tecnología capaz de explotar el poder de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático (machine learning), por ejemplo.

De acuerdo con Ash Noah, director del Chartered Global Management Accountant (CGMA) aprendizaje, educación y desarrollo de la Asociación Internacional de Contadores Profesionales Certificados, esta es una de las principales razones por las que la transformación no se está produciendo. Según Noah, “donde falta esta comprensión, estas empresas no pueden ver el valor que aporta esta transformación».

De hecho, solo el 10% de las empresas encuestadas por CGMA en el informe «Financiación ágil desatada: los rasgos clave de los líderes de finanzas digitales» dijo que sus equipos financieros tienen las habilidades para respaldar las ambiciones digitales de sus organizaciones.

Según Tom Riley, vicepresidente de finanzas de Seattle Sounders FC, esto es comprensible a razón de que el nivel de educación de la mayoría de los contadores y planificadores financieros se basa en la contabilidad, que está arraigada en las matemáticas simples. «Cuando se comienza a hablar sobre inteligencia artificial, aprendizaje automático y herramientas estadísticas para validar modelos predictivos o prescriptivos, se está ingresando a áreas que requieren que se desarrollen estas habilidades internamente o se contrate a personas que las tengan para ayudar con estas herramientas», expresa Riley. «O [hacer lo que hicimos] y asociarnos con compañías que tienen estas habilidades».

De todas maneras, los CFOs entienden que el mundo está cambiando, y aunque están bajo mucha presión para entender qué tecnologías son importantes, según Tony Klimas, director y líder de la práctica financiera global de EY, también están pensando en el lado de la gente, por ejemplo, cómo garantizar que tengan las habilidades correctas, capacitar y contratar a las personas adecuadas.

La transformación digital, un reto para los líderes financieros

Aunque pueda parecer contraintuitivo, la transformación digital en las finanzas no debería ser por el bien de una transformación financiera. Más bien, debería ser parte de una transformación digital global de toda la empresa.

La transformación digital empresarial consiste en transformar la experiencia del cliente y satisfacer las expectativas redefinidas por éste (constantemente).

Como lo ha explicado Noah, eso significa «cambios en la forma en que facturamos al cliente, en la forma en que un cliente consume nuestro producto, en la forma en que un cliente puede devolver el producto o servicio y luego volver a consumir y recomprar». La transformación digital tiene que estar centrado en el cliente.

Dentro de eso, las finanzas deben transformarse para aprovechar esas tecnologías y dar a la empresa una mejor comprensión del cliente y la rentabilidad. «Esto no se trata de la automatización. Se trata de tener mejores datos dentro de las finanzas» – Noah.

Por ejemplo, imagine un sistema de punto de venta (POS) vinculado a un sistema financiero. El sistema POS está impulsando la facturación y dando a las finanzas una mejor comprensión de los precios, el momento en que un cliente compra y los productos que el cliente está comprando.

Esos datos pueden estar disponibles para finanzas si hay un intercambio de datos limpio desde un sistema POS a un ERP.

Ahora, imagine que ese cúmulo de datos alimentan un sistema de planificación de demanda, también conectado al ERP, que aprende automáticamente patrones de consumo de sus clientes, y le permite al planificador conocer en qué momento, cantidad y lugar se compra un producto, de tal forma que lo pueda tener disponible en la tienda (o bodega, listo para despacho) para satisfacer al cliente. No hacerlo no solo que implicaría una insatisfacción inmediata del cliente sino también una venta perdida, lo cual genera un impacto directo a finanzas (¿sabe usted cuánto dinero pierde su compañía por ventas perdidas o entregas atrasadas?).

En ese sentido, lo que hace la transformación financiera es permitir que las finanzas pasen de ser un administrador de resultados en la oficina administrativa a convertirse en un socio que realmente impulse los ingresos y la experiencia del cliente.

Por tanto, podríamos decir que a menos que la transformación digital permita a las finanzas pasar de la oficina administrativa a ser un arquitecto de valor, realmente no es transformación.

En cuanto a las tecnologías digitales, el machine learning y la inteligencia aumentada están comenzando a desempeñar roles en muchas funciones de informes de back-office, incluidas las áreas transaccionales como cuentas por pagar, cuentas por cobrar y gestión de efectivo. Según Tony Klimas, director y líder de la práctica financiera de EY, una de las tecnologías más interesantes para golpear el departamento de finanzas es el análisis predictivo, “que es lo que tradicionalmente han sido las áreas más teóricas de finanzas y contabilidad: el análisis, la previsión, la parte predictiva, la parte de información financiera».

Los datos como base de la transformación financiera

Aún comprendiendo todo lo mencionado en párrafos anteriores, los líderes financieros no reconocerán los beneficios sin importar qué tecnologías digitales implementen si sus datos son un desastre, dijo Steven Ehrenhalt, socio y líder global de la práctica de transformación financiera de Deloitte en EE. UU.

«La información de muchas personas no está realmente disponible en gran parte debido a la falta de disciplina, adquisiciones o sistemas que nunca fueron realmente racionalizados o integrados». Los líderes de finanzas saben que los datos son el combustible, pero que, si no tienen su casa de datos en orden, será difícil obtener beneficios de otras tecnologías. El problema es que la gran mayoría de empresas no saben por dónde empezar a poner su casa en orden, cuando se trata de datos. Para ellos, hay servicios de consultoría como Data Driven Transformation, que pueden ayudar a las empresas a establecer un camino para impulsar su transformación tecnológica.

Grupo Novatech

Es la firma líder del Ecuador en Consultoría e Implementación de Soluciones Tecnológicas Empresariales. Desde 1995, ha servido con éxito a más de 800 empresas en el Ecuador y Latinoamérica, con soluciones tecnológicas líderes en el mercado mundial, siempre acompañadas con consultoría especializada para su sector y una estructura de soporte ágil.