INNOVACIÓN FORZADA – Un único camino

Por Jorge Barahona

(4 min)

Corría el año 1942, cuando en la 2da Guerra Mundial se tejían estrategias de combate y redes de espionaje para encontrar la manera de dominar el mundo. En esa época también las estrategias de Innovación se ejecutaban, lideradas por los Gobiernos involucrados que buscaban un punto de quiebre en las desafiantes relaciones internacionales. Las primeras pruebas de la bomba atómica, o PILA ATÓMICA, denominada así por los científicos creadores, fueron realizadas en la Universidad de Chicago. Los científicos Enrico Fermi y Leó Lizard, este último precursor de la idea de la reacción nuclear en cadena, fueron los líderes de esta INNOVACIÓN FORZADA, por lo delicado de la situación mundial.

El principio era sencillo: cuando un neutrón choca contra un átomo de uranio, la colisión podía producir 2 neutrones, que a su vez impactan otros átomos de uranio en forma progresiva desencadenando una reacción en cadena. Bajo este efecto nuclear, 1 tonelada de uranio podía producir tanta energía como 3 millones de toneladas de carbón. Hasta ese momento, esa reacción físico-química, nunca se había probado, siendo tan solo una idea en papel.

El equipo de científicos construyó la PILA NUCLEAR en un campo de fútbol americano abandonado de la Universidad de Chicago. Para evitar que el material radioactivo explotara de manera espontánea, encerraron al uranio en una pila de bloques de grafito que absorbía los neutrones mitigando la reacción en cadena. Las pruebas consistían en ir aumentando paulatinamente la radioactividad hasta un nivel en el cual la energía producida era mayor que la absorbida, demostrando que la reacción en cadena era en realidad posible. Luego se procedía inmediatamente a apagar el choque de átomos antes de que se produjera una explosión en el estadio, el campus universitario o, con seguridad, en toda la ciudad de Chicago. Este experimento de innovación resultó exitoso al punto que todos conocemos cómo terminó la 2da Guerra Mundial sobre Nagasaki e Hiroshima. 

En la era actual, vemos muchas Innovaciones Forzadas en desarrollo, obligadas por la necesidad de cambiar el rumbo del mundo en un entorno tecnológico amenazador.

Revisemos algunas:

  1. Microsoft obtuvo en 2019 un contrato por 10.000 millones de dólares para gestionar los datos de defensa norteamericanos y desarrollar las últimas tecnologías de ciberseguridad. Iniciativas como ésta generan capacidades excepcionales, que posteriormente se explotan en el mundo civil (el Internet no habría generado esa explosión de riqueza -en términos de nuevos servicios y posibilidades- si se hubiera quedado bajo el techo del Pentágono). Pronto, ingenieros expertos de Microsoft saldrán de la compañía y crearán sus propias start-ups. Así funciona la innovación americana, construida sobre sucesivos retos disruptivos planteados por el gobierno y ejecutados por empresas e investigadores, que desencadenan procesos de innovación, escisión y crecimiento empresarial. Esta dinámica está en la base de corporaciones como Apple, Google, IBM o Intel; y de Silicon Valley en su conjunto. 
  2. Luego de la nueva guerra fría tecnológica y comercial desatada entre los Estados Unidos y China por el dominio 5G, el ministro de ciencia y tecnología chino ha anunciado la creación de dos grupos de trabajo, formados por industriales y académicos, para el desarrollo de 6G, la sexta generación de tecnología móvil. En sus planes “Made in China 2025”, este país tiene como objetivo ser líder absoluto en computación cuántica, inteligencia artificial, comunicaciones móviles, ingeniería genética y espacio.
  3. La Innovación Forzada se extiende a instituciones muy tradicionales como la banca y los propios gobiernos debido ha propuestas que han surgido desde la misma sociedad civil y que amenazan su estabilidad: el blockchain y las criptomonedas. Empresas como Visa se han visto obligadas a crear servicios que incorporen el uso de criptomonedas. Por su parte, el Banco de China (institución pública) desarrolla un proyecto para lanzar una criptomoneda que sustituya la moneda física. La compañía americana Facebook no se queda atrás y no renuncia a poner en circulación su propia moneda, Libra. Si enviamos fotos, música y documentos a través de whatsapp, ¿por qué no dinero?

En la historia de la innovación tecnológica, muchos hallazgos y proyectos resueltos no han sido producto necesariamente de la creatividad espontánea sino de la urgencia por sobrevivir y liderar un cambio significativo en el entorno del mercado o político-militar.

Muchas empresas y sectores industriales buscan salir de los Océanos Rojos que ocasionan bajas cada día forzándolas a retroceder detrás de las líneas de avanzada. Posiblemente, la mejor fuente de innovación sea la desesperación ante la inevitable agonía de una empresa que se desangra por la pérdida de clientes y rentabilidad. Los mejores recursos serán las personas que ante la presión puedan planificar, organizar y ejecutar las ideas. La INNOVACIÓN FORZADA tendrá solo una ruta posible: alcanzar el mejor resultado posible en corto plazo, al mejor estilo del BOMBARDERO B-29 ENOLA GAY, pero esta vez llevando como cargamento la solución a las crisis empresariales.

Fuente: Talento, Prosperidad y Crisis,  Innovación 6.0 (Xavier Ferrás).

Le podría interesar

7 palancas para la transformación digital_novatech

Acerca de Grupo Novatech

Desde 1995, hemos realizado con éxito +1.000 proyectos de distinta índole a más de 600 empresas en Latinoamérica, ayudándolas a ser más eficientes y competitivas, aprovechando las posibilidades que ofrecen los avances tecnológicos. Conozca cómo le podemos ayudar.