Los cinco principales mitos urbanos de las iniciativas de transformación digital

Transformación Digital

Por José Samaniego T., Coordinador de Marketing de Novatech.

Un mito es algo que a pesar de que a nadie le haya sucedido en realidad, la mayoría lo cree. Este es un concepto que no escapa a la experiencia con la tecnología. Es más, irónicamente, la industria de software empresarial fomenta la desinformación en su afán de vender más creando una serie de mitos que cuando la realidad los descubre, el costo sale inesperadamente alto para quien compró el mito.  En otras palabras, los mitos urbanos y otros conceptos erróneos pueden matar una iniciativa de transformación digital.

Basta con hablar con cualquier organización que haya implementado un nuevo software empresarial, y encontrará que todos probablemente hayan tropezado con algunos de los mismos desafíos comunes. Algunos de estos errores se basan en cosas que “suenan bien” en el momento que se plantea un proyecto, o representan lo que la gente quiere creer que es el caso con sus implementaciones de ERP. Después de todo, ¿quién no quiere creer que su implementación será barata y fácil?

Panaroma Consulting, una firma consultora especializada en implementación de sistemas ERP ha estudiado cientos de casos durante sus 12 años en el negocio, tanto a partir de su propia experiencia de transformación digital con sus clientes, como en su investigación sobre lo que otros han experimentado. Finalmente, han podido determinar algunas verdades elementales que disipan muchos de estos mitos comunes.

Según la firma estadounidense, estos son los 5 mejores mitos urbanos que debe evitar en el camino hacia la transformación digital de su compañía:

5. Su proyecto se puede implementar de forma rápida, económica y sencilla.

Esta puede ser la trampa más común, pero también es una que las organizaciones comienzan a descubrir. Estos proyectos nunca son fáciles, y se supone que no deben considerarse fáciles. Es importante que calcule de manera realista cuánto tiempo, dinero y recursos se necesitarán para su proyecto, lo que puede significar agregar varias dosis de realidad al plan de proyecto propuesto por su proveedor de ERP o integrador de sistema. También le exigirá que planifique cosas fuera del alcance de su proveedor, como el mapeo de procesos, el cambio organizacional y la migración de datos.

4. El cambio organizacional, la capacitación y la comunicación no serán un desafío para usted.

La mayoría de las organizaciones parecen comprender que la gestión del cambio organizacional es un desafío común con las implementaciones de ERP. Sin embargo, muchos de estos mismos equipos piensan que son diferentes o que este riesgo no se aplica a ellos. Tal vez piensen que su equipo está listo para el cambio, por lo que lograr que se adapten no será un problema. O tal vez piensan que simplemente mandarán el cambio y las cosas estarán bien. Cualquiera sea el caso, es importante reconocer que, independientemente de lo que haga su organización o de lo que sea su equipo, la gestión del cambio organizacional será un desafío.

3. Su VAR asignado, integrador de sistemas o consultor debe ser quien dirija su implementación.

Las empresas a menudo se pintan en una esquina con sus proveedores de ERP o integrador de sistemas durante la implementación. En otras palabras, asumen que hay algún tipo de requisito para usar cualquier tercero con el que puedan estar interactuando. Pero, es importante reconocer que este es su proyecto y que usted controla el tempo del juego. Esto incluye qué recursos externos utiliza, qué metodologías utiliza y cómo gestiona la implementación en general. Esto también significa que es posible que desee contratar a un consultor competente y probado de implementación, para administrar su proyecto. Es muy probable que su vendedor externo tenga buenas ideas para considerar, pero no deberían ser el final de todo.

2. No es necesario documentar el estado actual de sus procesos comerciales.

Esta es una falacia común, basada en lo que queremos creer, independientemente de si está alineada o no con la realidad. También es alimentado por proveedores de software que exageran las capacidades de su software sugiriendo que no debe perder tiempo preocupándose por sus procesos comerciales actuales. Puede que no sea una fortaleza de su proveedor de software o integrador, y puede que no sea algo que le interese ayudar, pero comprender el estado actual de sus procesos comerciales es una parte fundamental de la gestión de procesos comerciales que debe llevarse a cabo en su proyecto. Esto también ayudará a sus esfuerzos de gestión de cambio organizacional.

1. Las mejores prácticas de software facilitarán su implementación.

¿No sería genial si pudiera voltear el interruptor de su nueva tecnología y experimentar una navegación suave desde allí? El hecho simple es que el software ERP de hoy en día es demasiado flexible para contener funcionalidades “fuera de la caja” que aceleren el proceso de implementación. En todo caso, la robustez y la complejidad de las principales opciones de software de hoy en día hacen que las implementaciones sean más difíciles; no menos. Tenga en cuenta las sugerencias que ofrecen “pre configuraciones de la industria” o “funciones listas para usar que le facilitarán las cosas”. Esta es una suposición muy peligrosa que puede llevar a implicaciones importantes en sentido descendente a lo largo de su proyecto.

Estos no son los únicos cinco a considerar, pero son los más importantes basados ​​en nuestra experiencia. ¿Cuál de estas ha experimentado o en qué otras trampas ha caído? Nos encantaría escuchar sus experiencias; nosotros le compartiremos nuestro conocimiento.

Extraído de Top Five Urban Myths Of Digital Transformation, by Panorama Consulting.

Grupo Novatech

Es la firma líder del Ecuador en Consultoría Estratégica e implementación de Soluciones Tecnológicas Empresariales. A lo largo de 22 años de trayectoria ha servido con éxito en diferentes proyectos a más de 600 empresas en el Ecuador y en la Región Andina, con soluciones tecnológicas líderes en el mercado mundial, siempre acompañadas con consultoría especializada para su sector y una estructura de soporte ágil.